Dirigir los Sistemas de la Información | Alessandro Galletto

Dirigir los Sistemas de la Información

Después de 20 años en consultoría de TI y dirección de áreas y unidades de negocio TI he tenido la oportunidad de acumular una experiencia muy amplia. Además, me siento afortunado de haber estado siempre en compañías con un nivel de exigencia de resultados y calidad máximo y al haber trabajado con magníficos profesionales.

Dirigir áreas de Sistemas de Información es uno de los retos más complicados y apasionantes. En mi opinión, los retos más importantes hoy en día son:

  • Reducir costes
  • Aportar valor compaginando proyectos y explotación
  • I+D: reinventar el negocio

Reducir costes

Reducir costes es posible! Especialmente en las telecomunicaciones: renegociar tarifas con proveedores, cambiar de telefonía RDSI a Trunk IP, complementar costosos enlaces dedicados por ADSL o fibras más económicas en vez de aumentar caudales de enlaces muy caros -en caso de contingencia, los routers actuales permiten redirigir tráfico por la línea estable y priorizar tráfico-, dar de baja las líneas que no se utilizan o se pueden consolidar, etcétera. Eso sí, si el volumen de llamadas crece más que la reducción de las tarifas… significará que negocio va bien!

Posiblemente, lo más complicado sea reducir costes de sistemas ya existentes ya que, en muchos casos, es poco viable: cuanto se calcula el coste para que un técnico cambie la configuración, migre el sistema a un entorno virtualizado, automatice un proceso,… se aflora que se requiere una inversión que cancela los beneficios. Los sistemas heredados son lo que su nombre indica: herencias que no van a cambiar por sí solas y que, si se concibieron de forma anticuada -al ser heredados sólo se podían concebir de esa forma- va a ser complicado reducir costes. En caso de antiguos HOST sí que se consigue por lo que siempre hay que hacer el ejercicio de analizar su viabilidad.

En otras áreas como la explotación de sistemas, virtualizando, se consigue tener docenas de servidores en una única máquina física consiguiendo eliminar los costes que se hubiese tenido que comprar e instalar en nuevas máquinas con más contratos de mantenimientos. Todo nuevo proyecto, debería enfocarse a externalizar las infraestructuras o virtualizar en servidores existentes y contener los costes.

Además, el SaaS va creciendo y madurando y para sistemas menos core es posible encontrar soluciones que no impliquen aumentar las infraestructuras: sistema de calidad, intranet, red social corporativa, videoconferencia, sistema de encuestas a empleados, … son necesidades que se debería conseguir resolver con soluciones de mercado sin requerir que TI las tenga que "adoptar internamente": nuevos servidores, nuevos conocimientos… Para necesidades core de negocio, que van a requerir una gran integración y adaptación a medida se complica pero el mercado va madurando y algún día, será posible.

Al final, la clave de reducir costes se focaliza en negociar con proveedores, automatizar todo lo posible si el ROI existe y resolver las nuevas necesidades absorbiendo el menor coste posible -aprovechando costes más reducidos con SaaS, virtualización y cloud-


Aportar valor compaginando proyectos y explotación

Es como mezclar agua y aceite. 

  • Proyectos: requiere creatividad, conocer el negocio, estar al día de las últimas novedades para poder dotar a la organización de la mejor solución.
  • Explotación: requiere orden, conocer metodologías ITIL, conocer las tecnologías que están dando servicio al negocio -en muchas ocasiones tecnologías que se ha quedado obsoletas-

A partir de este punto, he escrito un par de artículos ya que son dos mundos. Ambos mundos son magníficos e imprescindibles pero requieren de equipos separados. Ambos tienen que funcionar juntos. Conseguir que miembros de un equipo pasen una temporada en "el otro mundo" es muy positivo: los proyectos tendrán en cuenta las necesidades de explotación y explotación entenderá mejor la dinámica de creación de nuevos proyectos y lo complejo que es cubrir las necesidades de negocio.


I+D: reinventar el negocio

Ya se sabe, los informáticos que se las dan de gente importante… Soy consciente que el título se las trae -y para eso podéis poner vuestros comentarios- pero es una función clave que hay que realizar y es de las más valoradas por negocio. El día a día complica en mucho el que se pueda reservar y dedicar tiempo a experimentar o reciclar a los equipos en el área de los sistemas de la información. Recuerdo una queja de unos de mis gerentes en una consultora muy reconocida: "no puede ser que nuestro conocimiento de tecnología esté al nivel de la sección de libros de informática de El Corte Inglés!" Triste pero cierto, en aquella época, cada uno se compraba sus libros en "El Corte Inglés" -por proximidad a la oficina- y se encargaba de autoreciclarse.

Ahora, la situación ha mejorado: tenemos a Amazon con una oferta más amplia! Bromas a parte, el conseguir que los miembros de un equipo TI esté al día es caro y complicado. Además, es difícil que lo que se ha invertido en la I se traduzca en la D por lo que las áreas de negocio confían en que sus informáticos se renueven por arte de magia.

Sin embargo, las oportunidades y amenazas que afloran merecen dedidar los recursos necesarios a tener un Observatorio TI. Hay negocios que han recibido severos retrocesos y que no han sido capaces de reinventarse: agencias de viajes, editoriales, videoclubes,… Internet ha reducido de forma drástica las necesidades de intermediación y, con ello, ha habido negocios que se han aferrado a lo que conocían hasta agotar el negocio. Es complicado compaginar un modelo de negocio sólido con encontrar una nueva forma de reinventar el negocio y contribuir activamente a la cifra de negocio pero creo que sí es posible conseguirlo. Para ello, es necesario:

  • Contar con equipos entusiatas de la tecnología y que sean capaces de entender el negocio y las posibilidades de las nuevas tecnologías
  • Conseguir difundir las nuevas tecnologías en las áreas de negocio y conseguir iniciar la gestión del cambio.


alessandro@galletto.cat - www.galletto.cat © Alessandro Galletto 2011-2016